Skip to content

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

Escrito por

“Nuestros riñones son órganos vitales, tan necesarios como el corazón y los pulmones para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente (Pará y Canhada, s.f., p.10). Todas las personas tenemos dos riñones en forma de frijol que se ubican en la parte posterior de nuestro abdomen. Son importantes porque se encargan de funciones indispensables como lo es limpiar nuestro cuerpo de impurezas y desechos, y ayudan a eliminar agua y sal que sobran a través de la orina.

Block images

 

Cuando los riñones se dañan o no funcionan como deberían, se empieza a acumular agua y sustancias dañinas en nuestro cuerpo. Es así como aparece la enfermedad renal. Si esta condición es reversible se le llama Insuficiencia renal aguda, pero si no es posible realizar un tratamiento que solucione esta situación, entonces se considera como Enfermedad Renal crónica. Parece un nombre difícil de comprender, pero su significado es sencillo de entender, veámoslo por partes: “Enfermedad renal: significa que los riñones dejaron de trabajar o trabajan poco. Crónica: que esta condición se mantendrá por el resto de la vida, es decir que es irreversible” (Pará y Canhada, s.f., p.11).

Block images

 

Conozcamos qué síntomas genera la ERC

Cuando una persona tiene enfermedad renal crónica puede experimentar ciertos síntomas que varían de un individuo a otro, entre ellos podemos mencionar:

  • Náuseas y vómitos
  • Irritación y dificultad para pensar claramente
  • Insomnio o somnolencia
  • Cansancio
  • Pies o rostro hinchados
  • Picazón en el cuerpo
  • Presión alta

Block images

 

Estos síntomas pueden ser más frecuentes al inicio de la enfermedad cuando aún no se recibe tratamiento. Sin embargo, cuando la persona se incorpore a alguna de las opciones de terapia que veremos más adelante, estas sensaciones pueden disminuir en frecuencia y/o intensidad. Si usted experimenta con frecuencia alguno de estos síntomas y sospecha que puede estar relacionado con un daño en sus riñones, consulte a su médico o servicio de salud. De igual forma, si usted es una persona sana, es recomendable mantener un control periódico de su estado de salud.